El servicio de siempre con la mejor relación calidad-precio

Despídete de las gasolineras convencionales. Te ofrecen un producto básico con un precio estándar. Normalmente alto. Y no hablemos del servicio, que en los últimos años es más bien escaso. Las personas en pista están desapareciendo y es el propio cliente quién se encarga de repostar la gasolina en su vehículo. Le cobran en la tienda y se marcha. Esto no ocurre en nuestras gasolineras.

Easygas es un servicio tradicional con un producto de altas prestaciones a un buen precio. Una cadena de gasolineras que reposta en torno a 1.500 coches al día. En la actualidad, no hay nadie que alcance esta cantidad de vehículos. Al año, pasan muchos clientes por nuestras estaciones de servicio y no tenemos quejas de nuestro producto.  Aseguramos la relación calidad-precio y ofrecemos un servicio diferencial. Descubre por qué nos tienes que elegir.

 

Calidad de producto

En Easygas entregamos mejor carburante que en el resto de gasolineras en cuanto a calidad. Normalmente, una gasolinera convencional lo que reposta es un producto básico. Este es el común denominador para todas las gasolineras de España -gasolina y gasoil-. No hay ningún carburante mejor que otro en cuanto a producto base. Es imposible adquirir y vender otro diferente.

En España, solo hay una Central de Distribución de Combustibles en España (CLH). Allí, acuden todas las empresas y cargan la cantidad de combustible que desean. Siempre en las mismas centrales. La diferencia con nosotros es que decidimos mejorar el producto. Por tanto, entregamos un producto mejor al cliente. Esto se consigue incrementando una serie de aditivos que contienen unas propiedades específicas.

Vendemos el mejor producto que se puede suministrar. No podemos asegurar que sea el mejor precio del mercado ya que no podemos controlar que otra empresa decida ponerlo más bajo. Sin embargo, aseguramos la relación calidad-precio. Podrás encontrar nuestro producto 10 céntimos/litro más bajo que el resto de grandes operadoras. Estamos en la franja más baja de los precios que hay en el mercado.

servicio

Servicio tradicional

Apostamos por el servicio a la antigua usanza. Recuperamos las gasolineras de siempre, donde los clientes únicamente se encargan de pagar. Nuestros empleados son quienes se encargan del repostaje. Eso es a lo que hemos vuelto. Los números son claros. Mientras que una gasolinera estándar tiene entre 3 y 5 personas, la media de nuestras estaciones de servicio es de en torno a 15 empleados por gasolinera.

En cada turno, tenemos una persona en caja y dos o tres, dependiendo de la gasolinera, en pista. La atención es primordial para nosotros. En el momento que llegas a una gasolinera de Easygas, uno de nuestros compañeros abren la tapa y echan el producto en el vehículo. Entonces, el cliente se dirige a la caja y paga. Incluso hay algunos clientes que ni siquiera se bajan del coche. Si tienen el importe justo, nuestros trabajadores podrán cobrarle directamente.

Un valor fundamental de nuestros empleados es la humanidad. Siempre le atenderán con una sonrisa. Una atención que es muy difícil encontrar en la actualidad. Las ganas permanentes de agradar, de ser servicial, de prestarse y de ayudar por iniciativa propia. Los clientes de Easygas tienen un servicio tradicional con la mejor atención posible.

 

La probeta a disposición de los clientes

La mayoría de las personas tenemos la costumbre de pensar que las gasolineras nos dan lo que pedimos. Una fé ciega que hay que demostrar. Los surtidores de las gasolineras están precintados y calibrados de fábrica para que no puedan ser manipulados. Sin embargo, ha habido casos en los que se han cortado, manipulado y vuelto a poner en funcionamiento. Entonces, la máquina no indica realmente la cantidad de carburante que se echa en el vehículo.

Una lacra que combatimos en Easygas. La única forma de saber si los surtidores están bien o mal calibrados es utilizar la probeta. Un derecho que tiene todo consumidor y una obligación de todas las gasolineras. En nuestras estaciones de servicio ni siquiera tendrás que solicitarla ya que está a la vista de todos. Si tienes la mínima duda, nuestros empleados realizarán la prueba de la probeta en la cantidad y el surtidor que quieras.

La prueba consiste en coger el surtidor, fijar los litros y meterlos en la probeta. Tendrás la certeza de que la cantidad que indica es la correcta. Está calibrada por industria y no se puede manipular de ninguna manera. Si el resultado no es el mismo -en caso de estafa, la cantidad será menor-, podrá proceder a poner una denuncia. Se han llegado a cerrar gasolineras. Esta es una cuestión que la gente suele desconocer y nosotros queremos que los clientes conozcan sus derechos.

19/06/2019